¿Por qué camiones en vez de gasoductos?

El cargadero de camiones de GNL se inauguró en septiembre de 2017 y es parte del ‘Proyecto de Masificación del uso del gas natural a nivel Nacional’ – un programa promovido por el estado peruano desde el 2012, el cual mediante ‘ductos virtuales’ se lleva el gas peruano a familias e industrias en el norte y sur del país.

Shell es el comercializador de GNL en estas instalaciones de carga. Esto significa que Shell compra el gas de Camisea, lo licúa en la planta de PLNG en Pampa Melchorita y finalmente lo carga a los camiones de nuestros dos clientes – Quavii y Gas Natural Fenosa. Ellos convierten el líquido a su estado gaseoso cuando llega a su destino para entonces proveer gas natural a sus clientes vía sus redes locales de gasoductos.

Este gas se transporta a 11 ciudades peruanas: Lambayeque, Chiclayo, Cajamarca, Pacasmayo, Trujillo, Chimbote y Huaraz en el norte, y Arequipa, Moquegua, Ilo y Tacna en el sur.